Espera un momento

Vacuna del mes Febrero – Hepatitis A + B

9 febrero, 2018 por admin previnm0
Pauta-VAcuna-del-mes-Febrero-Hepatitis-A-y-B.jpg?fit=1200%2C800

¿Por qué es necesario vacunarse contra la hepatitis A?

La hepatitis A es una enfermedad hepática grave. Es causada por el virus de la hepatitis A (VHA). El VHA se contagia de persona a persona a través del contacto con las heces (materia fecal) de personas infectadas, lo que puede ocurrir fácilmente si alguien no se lava las manos como corresponde. La hepatitis A también puede contagiarse a través del alimento, el agua u objetos contaminados con el VHA.


Los síntomas de la hepatitis A pueden incluir:

  1. fiebre, fatiga, falta de apetito, náuseas, vómitos y/o dolores articulares
  2. dolores de estómago y diarrea intensos (principalmente en niños), o
  3. ictericia (ojos o piel amarilla, orina oscura, heces de color arcilla).

Estos síntomas aparecen por lo general de 2 a 6 semanas después de la exposición y usualmente duran menos de 2 meses, aunque hay quienes pueden estar enfermos hasta 6 meses. Si tiene hepatitis A puede estar demasiado enfermo como para trabajar.

Los niños a menudo no tienen síntomas, pero la mayoría de los adultos sí. Puede contagiar el VHA sin tener síntomas.

La hepatitis A puede provocar falla hepática y la muerte, aunque esto es poco frecuente y sucede más frecuentemente en personas de 50 años o más y en personas con otras enfermedades hepáticas, como la hepatitis B o C.

La vacuna contra la hepatitis A puede prevenirla. Las vacunas contra la hepatitis A han sido recomendadas en los Estados Unidos a partir de 1996. Desde entonces, el número de casos reportados por año en los EE. UU. ha descendido de 31,000 casos a menos de 1,500.



Vacuna Hepatitis A

¿Quiénes deben vacunarse contra la hepatitis A y cuándo?

La vacuna contra la hepatitis A es una vacuna inactivada (muerta). Necesitará 2 dosis para una protección duradera. Estas dosis deberían darse con un intervalo de, al menos, 6 meses.

Los niños se vacunan de rutina entre su primer y segundo cumpleaños (12 a 23 meses de edad). Los niños más grandes y los adolescentes pueden ser vacunados después de los 23 meses. Los adultos que no han sido previamente vacunados y desean estar protegidos contra la hepatitis A también pueden vacunarse.

0.


Usted debe vacunarse contra la hepatitis A si usted:

  1. va a viajar a países donde la hepatitis A es frecuente,
  2. es un hombre que tiene sexo con otros hombres,
  3. usa fármacos ilegales,
  4. tiene una enfermedad hepática crónica como la hepatitis B o C,
  5. está recibiendo tratamiento con concentrados de factores de la coagulación,
  6. trabaja con animales infectados de hepatitis A o en un laboratorio de investigación de la hepatitis A, o
  7. espera tener contacto personal con un niño adoptado internacionalmente de un país donde la hepatitis A es frecuente.

Consulte a su proveedor de atención médica si desea recibir más información acerca de alguno de estos grupos.

No existen riesgos conocidos por la aplicación de la vacuna de hepatitis A al mismo tiempo que se reciben otras vacunas.


¿Quiénes no deben vacunarse contra la hepatitis A o deben esperar?

Informe a la persona que le aplica la vacuna:

  1. Si tiene alguna reacción alérgica grave potencialmente mortal. Si alguna vez tuvo una reacción alérgica potencialmente mortal después de una dosis previa de la vacuna de la hepatitis A o si tiene una alergia grave a cualquier componente de esta vacuna, usted puede ser aconsejado que no vacunarse. Consulte a su proveedor de atención médica si desea más información sobre los componentes de la vacuna.
  2. Si no se está sintiendo bien. Si tiene una enfermedad leve, como un catarro, es probable que pueda recibir la vacuna hoy mismo. Si tiene una enfermedad moderada o grave, posiblemente deba esperar hasta recuperarse. Su médico puede aconsejarlo.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna contra la hepatitis A?

Con cualquier medicamento, incluidas las vacunas, hay posibilidades de que se produzcan efectos secundarios. Aunque estos son usualmente leves y desaparecen por sí solos, también es posible que se produzcan reacciones graves.

La mayoría de las personas que reciben la vacuna de la hepatitis A no tienen ningún problema con ella.

Se pueden presentar problemas menores después de recibir la vacuna de la hepatitis A, tales como:

  • dolor o enrojecimiento en el lugar donde se aplicó la inyección
  • fiebre muy baja
  • dolor de cabeza
  • cansancio

Si se producen estos problemas, suelen comenzar poco tiempo después de la inyección y duran 1 o 2 días.

Su médico puede darle más información sobre estas reacciones.

Otros problemas que pueden producirse después de la aplicación de esta vacuna:

  • En algunos casos, las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluida la vacunación. Sentarse o acostarse durante aproximadamente 15 minutos ayuda a prevenir los desmayos y las lesiones causadas por una caída. Informe al proveedor si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas sufren dolor en los hombros que puede ser más grave y duradero que el dolor más frecuente que sigue a la aplicación de la inyección. Esto ocurre con muy poca frecuencia.
  • Cualquier medicamento puede provocar una reacción alérgica grave. Tales reacciones a una vacuna son muy poco frecuentes: se estima que se presentan aproximadamente en 1 de cada millón de dosis y se producen de minutos a horas después de la vacunación.

Al igual que con cualquier medicamento, hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.


¿Qué pasa si hay una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?
Debe prestar atención a cualquier aspecto que le preocupe, como signos de una reacción alérgica grave, fiebre muy alta o un comportamiento inusual.Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir ronchas, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, pulso acelerado, mareos y debilidad. Estos podrían comenzar entre algunos minutos y algunas horas después de la vacunación.

50%

Vacuna contra la hepatitis B – lo que usted necesita saber

El siguiente contenido se ha tomado en su totalidad de la Declaración de información de la vacunas (Vaccine Information Statement, VIS) del CDC sobre la vacuna contra la hepatitis B: www.immunize.org/vis/spanish_hepatitis_b.pdf

Información de revisión del CDC para la VIS sobre la vacuna contra la hepatitis B:

  • Última revisión de la página: 20 de julio de 2016
  • Última actualización de la página: 20 de julio de 2016
  • Fecha de emisión de VIS: 20 de julio de 2016

Fuente del contenido: Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias


Vacuna Hepatitis B

1. ¿POR QUÉ ES NECESARIO VACUNARSE?

La hepatitis B es una infección grave que afecta al hígado. Es causada por el virus de la hepatitis B. La hepatitis B puede causar una afección que dure unas pocas semanas, o puede convertirse en una afección para toda la vida.

La infección causada por el virus de la hepatitis B puede ser aguda o crónica

La infección aguda causada por el virus La hepatitis B es una afección de corto plazo que se da durante los primeros 6 meses después de que la persona ha sido expuesta al virus. Esta puede causar:

  • fiebre, fatiga, pérdida del apetito, nausea y/o vómitos
  • ictericia (coloración amarilla de la piel o los ojos, orina obscura, evacuaciones con color de arcilla)
  • dolor de músculos, articulaciones y estómago

La infección crónica causada por el virus de la hepatitis B es una afección a largo plazo que se da cuando el este virus permanece en el organismo. La mayoría de personas que desarrollan hepatitis B no tienen síntomas, aún así la infección es muy grave y puede resultar en:

  • daño hepático (cirrosis)
  • cáncer hepático
  • muerte

Las personas que tienen una infección crónica pueden contagiar el virus de la hepatitis B a otras personas, incluso aunque no se vean o no se sientan enfermas. Hasta 1.4 millones de personas en los Estados Unidos pueden tener una infección crónica de hepatitis B. Cerca de 90% de bebés que se contagian con hepatitis B se convierten en enfermos crónicos y uno de de cada cuatro muere.

La hepatitis B se contagia cuando la sangre, semen u otros fluidos corporales infectados con el virus entra en el organismo de otra persona que no está infectada. Las personas pueden infectarse con el virus de la siguiente manera:

  • en el nacimiento (un bebé cuya madre esté infectada puede contagiarse al nacer o despues de su nacimiento)
  • compartir objetos como rasuradoras o cepillos dentales con una persona infectada
  • contacto con sangre o una herida expuesta de una persona infectada
  • tener relaciones sexuales con una persona infectada
  • compartir agujas, jeringas u otro equipo para inyectarse drogas
  • pincharse con una aguja usada
  • exponerse a sangre al pincharse con agujas u otros artefactos afilados

Cada año mueren cerca de 2,000 personas por enfermedades del hígado relacionadas con la hepatitis B

La vacuna contra la hepatitis B puede prevenir la hepatitis B y sus consecuencias, incluyendo cáncer del hígado y cirrosis.


2. VACUNA CONTRA LA HEPATITIS B

Esta vacuna está compuesta por partes del virus de la hepatitis B. No puede causar la infección. La vacuna usualmente se suministra en tres o cuatro dosis en un período de seis meses.

Los bebés deberían tener su primera dosis de la vacuna contra la hepatitis B al momento de su nacimiento y completar la serie a los seis meses de edad.

Todos los niños y adolecentes menores de 19 años a quienes no se les haya suministrado su dosis, también deberían ser vacunados.

La vacuna contra la hepatitis B se recomienda para adultos que no estén vacunados y que estén en riesgo de infección por este virus, incluyendo:

  • personas cuya pareja sexual esté infectada con hepatitis B
  • personas sexualmente activas que no tengan una relación monógama de largo plazo
  • personas que se realicen evaluaciones o que estén en tratamiento por enfermedades de transmisión sexual
  • hombres que tienen relaciones sexuales con hombres
  • personas que comparten agujas, geringas u otros artefactos para inyectarse drogas
  • personas que se inyectan drogas ilegales
  • personas que tengan contacto en el hogar con una persona infectada con el virus de la hepatitis B
  • empleados de salud y seguridad pública en riesgo de exposición con sangre u otros fluidos
  • residentes y personal de instituciones para personas con discapacidades o problemas de desarrollo
  • personas en instituciones correccionales
  • víctimas de abuso o asalto sexual
  • personas que viajan a regiones con elevados porcentajes de incidencia de hepatitis B
  • personas con una enfermedad hepática o renal crónica, infectadas con VIH o diabetes
  • cualquiera que desee protegerse de la hepatitis B

No existe conocimiento de riesgos por administrarse la vacuna contra la hepatitis B al mismo tiempo que otras vacunas.


3. ALGUNAS PERSONAS NO DEBERÍAN VACUNARSE

Indique lo siguiente la persona que está administrando las vacunas:

  • Si la persona que se va a vacunar tiene alergias severas que ponga en riesgo su vida.
    Si usted tuvo una reacción alérgica que pusiera en riesgo su vida después de aplicarse una dosis de la vacuna contra la hepatitis B o si es alérgico a cualquier otro componente de la vacuna, se le aconsejará no vacunarse. Si necesita información sobre los componentes de la vacuna, pregunte a su proveedor de atención médica.
  • Si la persona que se va a vacunar no se siente bien.nbsp;
    Si usted tiene una enfermedad leve, como resfrió, probablemente puede vacunarse hoy. Si tiene una enfermedad moderada o severa, probablemente debe esperar hasta recuperarse. Su médico puede asesorarlo.

4. RIESGOS DE LA REACCIÓN A LA VACUNA

Cualquier medicamento, incluyendo vacunas, tiene efectos secundarios. Estos usualmente son leves y desaparecen solos, pero también existe la posibilidad de reacciones severas.

La mayoría de las personas que se vacunan contra la hepatitis B no tienen problemas con ella.

Algunos problemas leves posteriores a la vacuna contra la hepatitis B incluyen:

  • Dolor en el lugar donde se administró la vacuna
  • Temperatura de 99.9°F (37.7°C) o más alta

Si tiene efectos secundarios, estos regularmente ocurren inmediatamente después de vacunarse y duran entre uno y dos días.

Su médico puede informarle sobre estas reacciones.

Otros problemas que podría tener después de vacunarse son:

  • Algunas veces las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluyendo las vacunas. Sentarse o recostarse por aproximadamente 15 minutos puede ayudar a prevenir el desvanecimiento y las lesiones que podría causar la caída.  Informe a su proveedor si se siente mareado, si tiene cambios de visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas presentan dolor de hombro que puede ser severo y tardar más tiempo que el dolor normal de una inyección de rutina. Esto pasa muy rara vez.
  • Cualquier medicamento, puede provocar una reacción grave. dichas reacciones de una vacuna son poco frecuentes, se estima que puede ocurrir una en un millón de dosis, y ocurriría de unos minutos a pocas horas después de haberse vacunado.

Como con cualquier medicamento, existe una remota posibilidad de que una vacuna ocasione daño severo o la muerte.

La seguridad de las vacunas, siempre es monitoreada. Para más información, visite: www.cdc.gov/vaccinesafety/


5. QUÉ PASA SI HAY UN PROBLEMA SERIO

¿Qué debo buscar?

  • Cualquier molestia, como signos de reacción alérgica severa, fiebre muy alta o comportamiento inusual.
  • Los signos de reacción alérgica severa pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, respiración agitada, mareos y debilidad. Estos síntomas regularmente inician de unos pocos minutos a unas pocas horas después de haberse vacunado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Los campos obligatorios están marcados con *


Copyright por Previnm 2017. Todos los derechos reservados. Desarrollo web Project 2 Agencia

A %d blogueros les gusta esto: